Los Mayos de la Sierra de Albarracín

Recreación gráfica de la tradición folclórica del canto de los mayos, que se celebra en la sierra de Albarracín y en los pueblos limítrofes de Cuenca y Guadalajara.

Colección “ARAGÓN EN TU BOLSILLO”
Edición rústica con portadillas
Tamaño 16 x 22 cm
32 páginas
43 ilustraciones a todo color
 
1ª edición: octubre 2000
2ª edición: abril 2001
 

La tradición…

 

 

 

 

Los Mayos es una antigua tradición de la sierra de Albarracín, que se viene celebrando desde hace más de 400 años y que consiste en el emparejamiento temporal de los mozos y mozas solteros de un lugar o pueblo determinado, por medio de un sorteo.

 

 

La fiesta comienza la noche del 30 de Abril, cuando los mozos se reunen en una bodega para dar cuenta de una suculenta cena compuesta de huevos, vino y los mejores productos de la tierra.

Al terminar la cena, se realiza el sorteo de las “mayas”: se colocan en un recipiente unas papeletas con los nombres de los mozos y mozas casaderos y se van sacando de uno en uno para emparejarlos.

Los mozos y mozas emparejados se llaman “mayos” y comienzan entonces una relación que durará hasta el 23 de Junio, día de San Juan. Durante este tiempo, hay algunas “obligaciones” que se deben cumplir, independientemente de que al mozo le guste o no la moza que le haya tocado en suerte o viceversa…

                      El “mayo” ha de rondar a su “maya” al menos una vez y si no sabe,                         tendrá que buscar y pagar a alguien que lo haga por él…

 

 

 

…también deberán iniciar todos los bailes de los domingos en la plaza.

 

En vísperas de San Juan, los “mayos” a los que les gusta la “maya” que les ha tocado en suerte, preparan una bonita enramada que adornan con frutos secos y flores…

… y que cuelgan en el balcón de su chica en la noche de San Juan, para que ella la descubra sorprendida al amanecer del día siguiente.

El día de San Juan termina el compromiso y los jóvenes quedan libres de toda obligación respecto al mozo o moza que han sido sus “mayos” desde la noche del sorteo del 30 de Abril

 

 

En algunas ocasiones y sobretodo antiguamente, cuando este era el único medio de que los jóvenes se conocieran, la relación continuaba en noviazgo y posteriormente en casamiento. Aún hoy, es posible encontrar en la sierra de Albarracín a algunas parejas que iniciaron su relación en una fiesta de Mayos